Saltar al contenido
Macramé Ariadna Libera

Macramé Materiales

Materiales y Herramientas para hacer macramé. Información y venta

En breve ofreceremos a la venta todo tipo de materiales para hacer macramé.
Por el momento, te ofrecemos información. Y la mejor guía de todos los materiales necesarios, o ideales para practicar este bello arte de tejer con nudos.

El Macramé es nuestra pasión y por ello creamos este espacio para personas que les gusta rodearse de productos únicos y originales creados con esta técnica.

En nuestra tienda online de macramé disponemos de muchos artículos de macramé de excelente calidad. Pero si prefieres aventurarte a crearlos tú, además de ofrecerte una completísima sección donde aprender macramé, también queremos ofrecerte la guía más completa de materiales para que te inicies o avances en la maravillosa práctica de esta bella artesanía:

Índice del Contenido

Macramé: el material adecuado

Respondemos a tus dudas sobre qué tipo de hilo se usa para hacer macramé, qué hilo o cuerda elegir para hacer macramé decorativo o para hacer pulseras y diferentes joyas, o qué materiales necesito para tejer con nudos.

Podemos decirte que se puede tejer macramé con casi cualquier tipo de cuerda o hilo. La textura, el grosor y el color, dependen de la visión del diseñador y de la decoración que se quiera realizar.

Entonces, ¿cuál puede ser un buen consejo para elegir cuerdas de macramé? No te preocupes, que aquí vas a encontrar toda la información que necesitas sobre hilos, cuerdas, y absolutamente todos los materiales necesarios para el macramé. Desde lo más básico, hasta incluso si tu deseo es dedicarte a ello profesionalmente y quieres montar tu propio y más completo taller.

Vamos a ello!

MACRAMÉ CON TRAPILLO

Qué es el trapillo?

Aunque el trapillo también es de algodón, ya no hablamos de cuerda en sí.
El trapillo está hecho a base de hacer tiras finas con telas de algodón. Es un material 100% reciclado. Y podemos hacerlo nosotros mismos aprovechando, por ejemplo, una camiseta que ya no queremos. Aprende aquí cómo hacerlo

La idea del trapillo surge a raíz de la necesidad de las industrias textiles de aprovechar piezas sobrantes. Por este motivo, puede ocurrirte que en mitad de tu proyecto te falte un tipo y color de trapillo que después no encuentres. En este sentido, ten siempre la precaución de proveerte de toda la cantidad que tu proyecto requiera. Más vale que sobre, a que te falte y te veas en la obligación de acabar tu proyecto con parches indeseados.

Ventajas y Desventajas. Que se puede hacer con trapillo?

Usar trapillo para hacer macramé es muy adecuado para principiantes. Es muy suave al tacto y muy fácil de trabajar. Eso sí, ten en cuenta que tus diseños quedarán bastante gruesos, y más pesados que si lo hacemos con otras cuerdas más ligeras.

Podemos crear cualquier proyecto con trapillo. Es muy utilizado para hacer bolsos, llaveros, ropa, alfombras, e inclusive porta macetas. Aunque debes tener presente que es muy elástico. Lo que tiene sus inconvenientes si lo que queremos hacer es algo para colgar. Pues con el tiempo irá cediendo. Pero si hacemos una diadema o tiara para el pelo su elasticidad lo hace ideal.

Tiene la gran ventaja de que podemos apretar muy bien nuestros nudos, y quedan muy bien definidos y compactos.
Otra de sus ventajas es que es muy fácil desatar un nudo si erramos al ir anudando.

Su corte es muy suave y nunca se nos va a deshilachar.

En cuanto al grosor, se hacen desde 0,5cm hasta 2cm de ancho. Observa que en esta ocasión la medida es en centímetro y no en milímetros como en el resto de hilos y cuerdas.

Se vende en bobinas de diferentes metrajes, y lo podemos encontrar en infinidad de colores, incluso en tiras multicolor que van cambiando el color, o con estampados.

MACRAMÉ CON LANA

Aunque no sea lo más utilizado, también se puede hacer macramé con lana.
La lana es una fibra natural de origen animal. Se obtiene tras la esquila de algunos animales. Como el conejo, la alpaca, la llama, y más comúnmente de las ovejas. Después el animal la regenera. Por tanto, es sostenible, 100% biodegradable, no contaminante, y renovable.

Es muy valorada y utilizada en la industria textil por todas sus grandes virtudes.
Es un material aislante del frío, tiene cierta elasticidad, absorbe la humedad y es muy ligera. Su secado puede ser lento, según lo tupido que sea el tejido.

Consejos para trabajar el macramé

No es muy recomendada para decoraciones de exteriores, ya que puede enmohecerse. Y si la utilizas para hacer prendas de vestir, ten en cuenta que será una prenda que dará calor. Por lo que no debes usarla si lo que quieres hacer es, por ejemplo, una falda playera. En cambio, si haces un tapiz de macramé con lana obtendrás una pieza decorativa con un estilo boho natural, y con un toque acogedor y cálido, que seguro te encantará. Y también puedes hacer mantas, alfombras, o posa vasos. Es lavable y resistente.

El corte deshilacha, por lo que hemos de tener la precaución de poner cinta adhesiva en las puntas mientras trabajamos. No se puede sellar con calor, pues prende y se quema. Para rematar nuestros diseños podemos utilizar pegamento transparente o silicona.
El hecho de que deshilache la hace muy adecuada para sacarle flecos. Las plumas de macramé, por ejemplo, quedan ideales. Si quieres aprender a hacerlas, revisa en nuestra sección Aprender macramé

Al tratarse de una fibra natural se puede teñir con facilidad, y la podemos encontrar en una amplia gama de colores, formatos y tamaños.

HERRAMIENTAS PARA HACER MACRAMÉ

Una vez nos hemos informado de lo esencial para tejer con nudos, hilos y cuerdas, necesitamos conocer la herramientas básicas para hacer macramé. O, si es tu caso y prefieres dedicarte a ello, también te informamos sobre las herramientas más avanzadas y materiales necesarios para tejer macramé profesionalmente.

MATERIALES BÁSICOS

Depende mucho de qué pieza queremos hacer. Puesto que para hacer por ejemplo una cortina, basta con algún tipo de colgador, metro, tijeras, y las cuerdas. Pero si nuestra idea es hacer algún diseño de bisutería, es más cómodo disponer de un telar o base donde apoyarnos e incluso clavar alfileres o ponerle pinzas de sujeción. O tener alguna aguja de ganchillo para “colar” nuestros hilos por donde necesitemos. Además de diferentes abalorios. Por tanto, elige las herramientas de acuerdo a lo que quieras crear.

Así, en una vista general, lo mínimo que necesitamos, además del hilo o cuerda, será:

  • Tijeras. Puedes comprar una normal o una corta hilos si vas a hacer micro macramé.
  • Metro o Cinta Métrica.
  • Encendedor Para sellar los acabados.
  • Telar o base donde trabajar. Si nuestro proyecto es pequeño. Existen tablas específicas para ello: Tablas de macramé. Aunque también puede servinos una simple carpeta porta papeles, que ya trae su pinza de sujeción. O, si te va la creatividad, puedes crearla con un pequeño corcho y una tela para forrarlo.
    Es muy fácil! En este tutorial puedes aprender: “Cómo hacer un telar casero para macramé
    Así, podrás fijar tu pieza por distintos lados tanto con pinzas, como utilizando alfileres. Y, en tal caso, también necesitarás…
  • Alfileres
  • Pinzas de sujeción
  • Agujas pasa hilos (tipo ganchillo)
  • Peine o mejor un cepillo para mascotas. Te será muy útil si quieres que tu diseño lleve flecos. O para hacer hojas y plumas. Y para después fijarlos y alisarlos ( que queden bien lisos) podemos comprar
  • Laca de cabello
  • Plancha para el cabello
  • Celo o Cinta Adhesiva. Nos ayudará a la sujeción de nuestra pieza, y para evitar que las puntas se nos deshilachen mientras la trabajamos.
  • Enhebrador. Muy útil para pasar hilos por nuestro tejido o por las cuentas, bolitas o abalorios que usemos.
  • Pistola de Silicona y Silicona. Para sellar acabados o unir piezas adicionales. O bien
  • Silicona fría. Y otra idea que puede servirnos es
  • Esmalte de uñas transparente.
  • Barras de madera. Si queremos hacer un tapiz desde aquí colgará nuestro proyecto. Otra opción que queda muy bonita, con un estilo más rústico y boho, es una ramita de árbol natural. Puedes hacerte con ella en tu próximo paseo por la naturaleza.
  • Anillas de madera o de metal. Además de poder añadirlas a nuestro diseño como decoración adicional, se pueden usar para colgar nuestros porta macetas. Siempre tenemos la opción de hacer esta parte también con macramé. Con la anilla le dará un toque diferente. Tu preferencia manda. Sólo ten en cuenta que las metálicas son más adecuadas para exteriores. Las podemos encontrar de diferentes diámetros.
  • Barra para colgar. Aquí, según sea nuestra intención tenemos diferentes opciones. Si tan sólo deseas hacer un tapiz, puedes utilizar un simple palo de escoba. Y si tu intención es hacer más proyectos te puedes hacer con una barra de cortina o con un colgador de ropa (también llamado “burro“)
  • Ganchos en forma de S. Con ellos sujetaremos nuestro tapiz, mientras trabajamos, a la barra elegida en el paso anterior, o directamente nuestra ramita de árbol, o la anilla porta macetas.
  • Libreta para bocetos. Aquí es donde anotaremos las medidas, patrones y diseños de nuestros trabajos. Cualquier bloc de notas mediano o cualquier libreta nos puede servir.
  • Abalorios y fornituras. Si lo que queremos es crear alguna joya o bisutería, tendremos que hacernos con cuentas, bolitas, piedras preciosas, o naturales o acrílicas, ganchos para pendientes, cierres, espaciadores. Como siempre a tu gusto y según el proyecto que desees. También tenemos la opción de hacernos con
  • Kit de macramé o set de macramé, con los que podemos crear un diseño específico y que ya cuenta con todo el material que necesitaremos para dicho proyecto. Tanto para un tapiz como para un colgador de macetas. Muy adecuado para principiantes, ya que suelen venir con una guía. Y si tus proyectos están más orientados a la bisutería, también puedes comprar un
  • Kit de herramientas para joyería. Son bastante completos ya que no sólo contienen los alicates, agujas y demás herramientas necesarias, también vienen con diferentes fornituras, como aros, cierres, ganchos, etc. Hay una gran gama donde elegir el que más se adecue a lo que quieres crear.

MACRAMÉ COMO NEGOCIO

Si estás pensando dedicarte al macramé profesionalmente, necesitarás montar tu propio taller. En el que no pueden faltar algunos artículos que te ayudarán a organizar tus materiales y herramientas. Además de a trabajar más cómodamente.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

MOBILIARIO

  • Mesa de trabajo. Por supuesto te puede servir cualquier mesa que ya tengas en casa. Pero si cuentas con espacio para montar tu taller, te aconsejamos una mesa amplia para tener a la mano todo lo que vayas a necesitar. Puedes comprar alguna fija de madera o metálica, o las plegables si no cuentas con demasiado espacio, para poder quitarlas o ponerlas a tu antojo.
  • Mueble estantería. Son muy prácticos para organizar todos nuestros utensilios y materiales, además de vestir tu taller.
  • Cajoneras. Fijas o con ruedas. Estas últimas te ayudarán a tener cerca todo lo que puedas necesitar. O también tienes la opción de comprar un
  • Carro organizador. Son como los utilizados en las peluquerías. Suelen llevar ruedas, podemos meter en él lo que requerimos para nuestro proyecto concreto, y llevarlo donde estemos trabajando. Sea que trabajemos de pie una cortina o tapiz, sea junto a nuestra mesa.

ORGANIZADORES

Cada cosa en su sitio, y un sitio para cada cosa. Mantengamos nuestro taller ordenado 😉
Además de lo mencionado, necesitaremos diferentes cajas organizadoras. Existe un amplio catálogo de muy diversos tamaños y tipo de material. Tela, plástico, cartón o metal. Pequeñas para organizar nuestros abalorios y fornituras. O grandes para nuestras bobinas de cuerda, hilos o demás materiales y herramientas.

OTRAS RECOMENDACIONES

Ya sólo faltan algunos detalles que pueden ser muy útiles según en lo que enfoquemos nuestro negocio de macramé.

  • Lupa con luz. Si vas a trabajar el micro macramé van geniales. Elige el diseño y el tamaño según tu presupuesto y tus necesidades. Verás qué práctica es y cuánto te facilita tu trabajo.
  • Base de corte. Se llaman así porque se puede cortar con un cúter sobre ellas sin que se deterioren. Para nosotros es algo primordial. Tienen medidores por todos sus laterales. Realmente cómodas para trabajar sobre ella y poder medir rápidamente en cualquier momento. Hay de diferentes tamaños y podemos medir en centímetros, pulgadas, en ángulo, en diagonal o calcular cuál será el tamaño en cuadrado. Muy prácticas!
  • Maniquís. Si tu idea es crear ropa los maniquís son indispensables. Puedes comprar los normales, aunque estos tienen el problema de que son de una talla fija y hay que tener diferentes tallas.
    Afortunadamente, ahora hay unos maniquís ajustables a distintas tallas. Son ligeramente más caros. Pero si quieres vender ropa de macramé son más aconsejables. Ya que de otro modo tendríamos que comprar varios tamaños de maniquíes. Lo que acabaría saliéndonos más caros.
    Otra opción, si al principio no cuentas con mucho presupuesto es utilizar
  • Perchas. De las de toda la vida.
  • Teléfono móvil, tablet u ordenador portátil. Damos por hecho que ya dispones de alguno de ellos. Te van a ser muy útiles si trabajas siguiendo tutoriales. O para tomar fotografías de tus proyectos acabados si quieres enseñarlos. Además de para vender online tus diseños.

Y con esto concluimos nuestra sección de materiales de macramé. Si crees que nos hemos olvidado de algo, agradecemos que nos informes a través de nuestro formulario de contacto.